10 Cosas repugnantes que sólo una mamá hace por su hijo

cosas que las madres hacen por sus hijos

Nunca, nunca podéis imaginar antes de ser padres, la de cosas repugnantes que podréis llegar a realizar por vuestros hijos. Sí, no me mires con esa cara de asco. Cuando tengas un bebé vas a estar limpiando su caca durante al menos dos años, toda su caca…y eso es tan sólo la punta del iceberg.

El resto lo descubrirás ahora:

1. Limpiar los mocos con la mano y luego limpiarse la mano en el pantalón porque… ¿Qué otra cosa se supone que puedes hacer si tu hijo estornuda y tu no tienes ni un solo pañuelo de papel a mano?

2. Oler las cosas para determinar qué es. ¿Es caca? ¿Es vómito? Solamente hay una forma de saberlo…

3. Meter la mano en el inodoro, esté limpio o no. No vas a dejar ahí las llaves del coche, el monedero con tu DNI, las tarjetas de crédito, o cualquier otra cosa que tu peque decidió arrojar en un descuido…

4. Oler el trasero. La forma más fácil de determinar si alguien ha ensuciado el pañal es pegarlo contra tu cara e inspirar…Si, eso es caca.

5. Llevar ese olor a regurgitado sobre tu hombro como si tal cosa. ¿Para qué vas a molestarte en cambiar de camiseta si va volver a escupir de nuevo en menos de 5 minutos?

6. Mirar su nariz y decir “A ver si es moco” es una frase común entre las madres…Lo ves y lo recoges.

7. Dejar que te vomiten encima y no apartarte. Si tu hijo está enfermo o mareado y vomita sobre ti, no te apartas. De hecho puede que incluso lo abraces mientras sigue vomitando para calmarlo. Necesitas consolarlo mucho más de lo que necesitas ropa limpia o lavarte el pelo.

8. Investigar la caca: el color, la cantidad, la textura…esas cosas nos dice mucho sobre cómo anda la barriga de nuestro hijo. Si debemos darle más fibra o prestar atención a lo que come porque puedes reconocer a los arándanos sin masticar de una sola mirada…

9. Limpiar su cara con su saliva. A falta de toallitas húmedas dejan un brillo impresionante.

10. Recoger su comida masticada con tus manos. “Ahhggg, no me gusta” e inclinarse y escupir la comida en tu mano antes de que te dé tiempo a ofrecerle una servilleta o trapo.

En otra época no muy lejana habríamos incluido en esta lista de “asquerosidades” el uso del sacamocos manual que tantas madres han utilizado durante años. Afortunadamente hoy en día existe un aparatito eléctrico que te libra de tener que inhalar hasta que casi piensa que vas a tragarlos… Sin duda uno de los mejores inventos de este siglo.

Dime… ¿Cuántas de estas “repugnantes” acciones has cometido? 7, 8 , 10..¡Bingo! Te llevaste todo el premio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *