5 Pasos para que tu niño ordene su cuarto en 10 minutos

Aún te parecerá increíble pero… ¿En qué momento la preciosísima habitación de “princesita” que diseñaste en la tienda para decorar y amueblar su cuarto, se ha convertido en el escenario de un asesinato múltiple en una pensión de mala muerte sobre un fondo rosado?
Puede que hasta ahora uno de tus mayores fracasos como madre haya sido la incapacidad para conseguir que tu hija/o mantenga su cuarto ordenado. Nos pasa a muchas. Y has pensado en todas las posibles opciones para solucionarlo: contratar una camarera a jornada completa (muy caro), que se incendie el cuarto (podría terminar quemándose toda la casa), o incluso encerrarla/o hasta que lo ordene (esa fue la peor idea, porque horas después la habitación, aunque pareciese imposible, estaba en peor estado). En fin, a estas alturas ya has perdido toda esperanza de vida ordenada. Definitivamente tus niños padecen un trastorno disociativo de “Desorden y Suciedad Voluntaria” y no hay médico ni medicina que pueda curarlo.

¿Y si te decimos que hay una forma de que limpie y ordene su cuarto de una forma eficaz y rápida?. Y que además, ¿sólo le llevará hacerlo 10 minutos? Deja de tomar esa copa de vino “para cocinar” que bebías desesperada, para olvidar la ”horrible” imagen que acabas de ver al pasar justo delante su cuarto y toma nota. Incluso os hemos preparado un descargable y que podáis ponerlo detrás de la puerta de su cuarto.

LIMPIAR EL CUARTO

Método para ordenar el dormitorio infantil

El proceso es muy simple. Se divide en 5 etapas, donde tu hija/o tendrá que tomar decisiones muy fáciles entre sólo un par de opciones. Este método es para enseñar estrategias efectivas de limpieza y orden y que consiga, al final de estos simples pasos, tener un cuarto ordenado. Eso sí, hay que dejar de lado los detalles y minucias que se esperan de un adulto. Nada de pararlo a mitad del proceso para explicarle el “método infalible de mamá para doblar la ropa interior”. Está científicamente demostrado que si eres muy “tiquismiquis” tus niños se van a dar por vencidos incluso antes de intentarlo.

Una advertencia: puede que en el proceso de limpieza, descubras cosas que normalmente podrían hacerte enfadar. Antes de empezar y para mantenerte relajada mírate al espejo y repite: “El fin justifica los medios…tú puedes” y sonríe.

PRIMER PASO:
Limpiar y hacer la cama. (2 minutos)

No importa el estado en que esté la cama ni el suelo. El primer paso consiste en tirar todo fuera de la cama. Si, lo sabemos. Así es como empezó el desorden. Pero también es un paso importante en el orden y limpieza del cuarto. Recordad lo que os decía vuestra madre o abuela: “Las camas hechas y los platos fregados. Lo primero para que la casa luzca ordenada”.

Teach-Your-Child-How-to-Clean-ANY-Bedroom-in-Ten-Minutes-Without-Using-a-Blowtorch-2

Una cama hecha proporciona un aspecto mucho más ordenado a la habitación y te inspirará para continuar con la autopsia… perdón… la limpieza del cuarto. Pero nada de esperar dobleces como en “una cama de hospital”. La Convención de Ginebra prohíbe terminantemente el uso de “esquinas de cama de hospital” por parte de niños, esposos y bibliotecarios.

Tan sólo consigue que la haga…

SEGUNDO PASO:
Poner TODA la ropa sobre la cama. (2 minutos)

Teach-Your-Child-How-to-Clean-ANY-Bedroom-in-Ten-Minutes-Without-Using-a-Blowtorch-2 (1)

Siguiendo la filosofía de “manos llenas”, recoger cada pieza de ropa, toalla, calcetines, etc… y colocarlo todo en una pila a los pies de la cama. Ya puedo imaginarme tu cara “de poema” ¿Se supone que debe mezclar la ropa limpia y sucia sobre la cama recién hecha? Sí, para los niños (y los maridos) lo mejor es que sea sencillo. Lo que intentamos es que tu hijo/a camine por la habitación recogiendo una cosa: ropa. Y no pierda ahora el tiempo en seleccionarla, lo que además complicaría la toma de decisiones.

¿Está limpia o sucia? Ahora no ha de perder el tiempo seleccionando las prendas, es simplemente recogerla. El objetivo es terminar esta tarea dentro de los 2 minutos siguientes. No olvides que uno de los principios fundamentales es conseguir que todo se haga en 10 minutos o incluso menos. Mantener la concentración, llenado rápidamente sus brazos con toda la ropa y descargarla sobre la cama.

TERCER PASO:
Reunir todas las cosas que son de la habitación. (2 minutos)

Teach-Your-Child-How-to-Clean-ANY-Bedroom-in-Ten-Minutes-Without-Using-a-Blowtorch-4

Nota: Aquí es donde la adicción a las “cestas para juguetes” se convierte en una bendición. Tener unas cuantas cestas (o cajas, contenedores, lo que sea…) ayuda mucho a la hora de clasificar la cosas. Como con la ropa, hay dos opciones: las cosas que se quedan en la habitación y las que no… Una vez más, utilizaremos el principio de manos llenas (en este caso canasta), desplazándose por la habitación recogiendo todo lo que puedan y colocándolo lo más próximo al sitio que le corresponde.

Todo lo que no pertenece al dormitorio (vasos, platos, galletas, mapaches… ¿He dicho mapaches?) se colocan fuera de la puerta de la habitación en una cesta. Eso ya lo colocaremos más adelante. Si lo llevan ahora a la parte de la casa donde corresponden, te arriesga a que NUNCA vuelvan a su cuarto y conseguir terminar el proceso en el tiempo estipulado. Tenemos que concentrarnos en conseguir limpiar y ordenar el espacio asignado, es decir, su cuarto. Ya llegará el momento de colocar lo que hay delante de la puerta. Todo a su tiempo. Seguir así, hasta que sobre el suelo solamente queden los papeles y la basura.

CUARTO PASO:
Deshacerse de la basura. (2 minutos)

Aquí es donde una papelera o cubo de basura estratégicamente puesto, será muy valioso. Colocarla en el centro de la habitación e introducir rápidamente toda la basura dentro. Es probable que incluso haya que barrer o pasar la aspiradora (criar un pollo en semilibertad también sería una opción), pero el resultado de recogerlo TODO ya supone crear el ambiente perfecto para hacernos sentir que está limpio.

El cuarto está oficialmente ordenado en un 90%.

QUINTO PASO:
Separar la ropa. (2 minutos)

Teach-Your-Child-How-to-Clean-ANY-Bedroom-in-Ten-Minutes-Without-Using-a-Blowtorch-5 (1)

Sí señora, hemos llegado al último paso. Y éste es bien fácil. Cómodamente sentada/o junto a la pila de ropa, decidir si está sucia o limpia. Separar la ropa en dos, asegurándonos de inspeccionar cada prenda para estar seguro de que no contienen manchas, marcas o restos de comida, evidencias de la “escena del crimen”. Incluso puede ser necesaria una inspección olfativa si no están del todo seguros. Ojo, no dejes que apliquen la norma que tu marido utilizó en su etapa universitaria.” Si no olía demasiado la última vez que me lo puse, sirve para otra”
Recuerda también que los niños que ya van al instituto o secundaria NO pueden oler. Es de todos conocido que la pubertad vuelve inoperable el sentido del olfato.

Si está limpia, a la pila de las cosas limpias y guardar todas en el armario. Si está sucia, al montón de ropa sucia y una vez terminada la “montaña” dejar en la cesta de la ropa o si hay, en el cuarto de lavado y plancha (puede que alguna prenda esté TAN sucia que te plantees seriamente si merece la pena lavarla o tirarla).

Ten en cuenta que entrenar a los niños requiere un tiempo. En su primera vez, es importante tener una sensación de “ÉXITO” aunque no haya quedado perfecta. Lo importante es comenzar a enseñarle las habilidades que les ayudarán a traumatizar a sus propios hijos algún día. En un futuro, quizás no muy lejano, podrás sentarte y escuchar como tus hijos enseñan esta técnica a sus propios hijos y deciros mentalmente “¡Ahora os toca a vosotros!”.

Teach-Your-Child-How-to-Clean-ANY-Bedroom-in-Ten-Minutes-Without-Using-a-Blowtorch-5

¡LISTO! Cuarto ordenado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *