8 ERRORES QUE COMETEN LOS PADRES PRIMERIZOS

padres primerizos problemas

Una vez que os convertís en padres, vuestro mundo se vuelve del revés. No se parece en nada a lo que hayáis experimentado hasta ese momento. Vuestras vidas pasan a ser completamente diferentes y en vez de preocuparos por vosotros, ahora todo gira en torno a esa pequeña criatura que es vuestro bebé. Entrar en un mundo completamente diferente puede llevarnos a cometer muchos errores, en especial al ser padres por primera vez (pero no bajéis la guardia si repetís, cada niño es un mundo).

Antes de ser padres o si acabáis de serlo, echad un vistazo a estos 8 errores muy comunes:

1. Quedarse hasta tarde para tener tiempo a solas.

Esta puede ser una de las mayores batallas. Ya no tenéis tiempo ilimitado para estar juntos o por separado, por lo que es muy tentador quedarse hasta tarde mientras que el bebé duerme. A pesar de que en ese momento os sintáis genial de poder disfrutar de vuestra perdida intimidad, os aseguro que os vais a arrepentir. Cuando el bebé se despierte a las 2 de la madrugada llorando para que le cambies el pañal o porque le toca su siguiente toma y luego cuando a las 7 de la mañana esté totalmente despierto listo para que le hagáis caso… Si necesitáis tiempo para vosotros juntos o por separado, conseguid una niñera, aunque sea solamente un par de horas para disfrutar de ir al cine o de una cena. Un pequeño descanso de “ser padres” os puede venir genial para liberaros de vuestra responsabilidad y recargar las baterías.

2. Despertar al bebé para asegurarse que respira.

Creo que todos los padres tenemos la misma preocupación. El SMSL (Síndrome de muerte súbita del lactante) es algo real y aterrador y nadie quiere que le ocurra. Lo más probable es que vuestro bebé esté respirando perfectamente pero las dudas y los miedos puede que te lleve a despertarlo. No lo hagas. Simplemente intenta asegurarte de otra manera. Mira si su espalda o estómago está subiendo y bajando o pon el dedo bajo su nariz para sentir su respiración. Si aún así no estás tranquilo, posa tu mano sobre su cuerpecito para sentir como se mueve, pero procura no despertarlo.

3. No tener o pedir ayuda.

Nadie puede hacerlo todo solo. Los padres necesitan ayuda. Puede que tengáis que tragaros vuestro orgullo pero lo tenéis que hacer. Los padres necesitan un descanso de vez en cuando ya sea de unas horas o unos días y dejar que otra persona cuide a vuestro bebé. Lo bueno es que a la mayoría de la gente le gustan los bebés y seguro que encuentras algún familiar o amigos dispuestos a supliros en vuestras obligaciones mientras que disfrutáis de un descanso.

4. No dejar que tu pareja te ayude.

No pienses que puedes hacerlo todo sola, mientras que tu pareja se dirige al trabajo cada mañana. Cambiar los pañales, alimentar al bebé, bañarlo, consolarlo,….es una tarea que ocupa todo el día y puede dejarte completamente agotada, pero además estas dejando a tu pareja fuera del proceso de la crianza. Esas “tareas” también son una forma de conexión y relación con el bebé y ambos padres deben compartirlas y disfrutarlas. De esta forma ninguno de los dos terminará agotado.

5. Instalar el asiento del coche del bebé incorrectamente.

Las estadísticas demuestran que la mitad de los asientos para coche NO están instalados adecuadamente. Es un dato aterrador. Es muy importante para la seguridad de vuestro bebé cuando viajáis en coche, que su asiento esté perfectamente colocado. Consulta con el fabricante si tienes dudas o en youtube, pregunta donde lo compraste, pero asegúrate que está anclado adecuadamente. Y recuerda algo importante, los asientos de coche tiene fecha de caducidad.

6. No sostener a tu bebé.

Muchísima gente te dirá que no sostengas en tus brazos al bebé porque puede acostumbrarse y luego esperar que lo cojas a todas horas y tu sin poder hacer nada. Y si es así, a nadie le importa porque vais a ser vosotros los que carguen con él y no otros. Sólo son tan pequeños durante muy poco tiempo. Antes de darte cuenta, ya irán por su propio pie y no querrán que los cojas y lamentarás no haber pasado más tiempo abrazándolo.

7. Dudar de ti mismo.

Ser padres por primera vez puede ser confuso o incluso dar miedo pero no olvides que tu instintos naturales son correctos. Seguro que has oído habla sobre la intuición de las madres. Una madre conoce a su hijo mejor que nadie y puede sentir si algo anda mal. Lo más probable es que estéis haciendo un trabajo fabuloso y que todo esté bien. Lo importante es que vuestro bebé está sano y feliz. Si es así, estáis consiguiendo cuidarlo correctamente.

8. No leerle a los bebés porque son demasiado pequeños para entender.

Puede que a algunos le parezca ridículo leerle a un bebé pero es realmente muy importante para su desarrollo. Muchos padres esperan durante mucho tiempo para empezar a leer a sus hijos porque piensan que hacerlo antes es una pérdida de tiempo. Los médicos pueden decirte lo importante que es leerle a los niños desde muy pequeños, lo maravilloso que es para el desarrollo de sus cerebros, pasar unos minutos todos los días leyendo para esas pequeñas personitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *