CASAS CON NIÑOS:10 COSAS PARA MANTENERLA LIMPIA Y ORDENADA

Para muchos el “sábado sabadete” no es sinónimo de descanso y actividades lúdicas o salidas con los amigos, sino más bien de “limpieza semanal” de la casa. Con la “crisis”, algunos o muchos hemos tenido que renunciar a algo de ayuda externa en la limpieza y mantenimiento del hogar porque había que “recortar” gastos, pero cuando ya andamos cansados del trabajo de toda la semana, pensar en esa limpieza general de sábado, nos pone los pelos de punta e incluso nos agria el carácter. La casa está “manga por hombro” después de una semana laboral, de niños y viajes con las actividades extraescolares, de correr para tener la cena a tiempo y de ayudarles con las tareas. Ropa por todos lados, juguetes en medio y un sinfín de cosas que van dejando huellas de suciedad o desorden por todas las habitaciones  Total, que no nos apetece pero no nos queda otra.  

Si seguís estas pequeñas pautas a diario y se involucra a los niños desde bien pequeños, la limpieza general del fin de semana se reducirá considerablemente en cantidad y tiempo y todos los miembros de la familia podréis disfrutar plenamente del fin de semana. Estos son los pequeños trucos para el “DÍA A DÍA “de vuestra casa:

 

1- Hacer la cama. Algo tan sencillo y que en un momento mejora considerablemente el aspecto del dormitorio y si es posible no tengáis 15 cojines o peluches sobre la cama. No dan más que polvo y trabajo. Con unos pocos es suficiente para que el dormitorio esté decorado.

 

2- Organización. Cada cosa tiene su sitio. Coloca algunas cestas, baúl u organizador de pared por las diferentes habitaciones, donde poder recoger rápidamente los juguetes o cualquier otra cosa.

cestas para guardar juguetes

3- Vaciar el lavavajillas.  No dejemos los platos limpios y secos dentro hasta que volvamos a necesitarlos o con  la montaña de platos secos sobre el escurridor de la encimera.  De esta forma no se acumularan los cacharros sucios en el fregadero, sino que directamente podremos ponerlos en el lavavajillas y mantendremos la cocina despejada.

 

4- Nada de posponer. Nada de dejar las migas o algo que se ha derramado. Limpiad y recoged en el momento y enseñad a vuestros pequeños a quitar las migas después de cada comida, a utilizar la bayeta y a tirar los envases vacíos.

 

5- Quitarse los zapatos al llegar a casa y colocarlos. De la calle nos traemos polvo y tierra que extendemos a nuestro paso por la casa. Cambia esos tacones o los tenis del cole por cómodas zapatillas o calcetines antideslizantes. El suelo se mantendrá mucho más limpio durante más tiempo.

 

6- Limpia tal y como ensucias. No dejes todo para cuando termine la comida o la cena. Ve fregando y recogiendo conforme cocinas. De esta forma habrá mucho menos que fregar y colocar al final de cada comida.

 

7- Repaso rápido antes de acostarse. Cinco minutos antes de ir a la cama, ordenar la casa. Zapatos, ropa, incluso un barrido rápido. Un aspirador de mano puede usarlo cualquier niño e incluso le resultará divertido. Veréis el gusto que da levantarse en una casa ordenada.

niño pasa aspiradora de mano

 

8- Abre puertas y ventanas. Que entre el aire limpio y ventile la casa. Evitará olores “rarillos” que se camuflan bajo nuestras narices y da más sensación de que todo está limpio.

 

9- Designa un día para hacer la colada. No esperes a que la cesta de la ropa sucia esté rebosando o sea el último par de calcetines limpios. Hoy en día las lavadoras se adaptan agua y tiempo de lavado al número de prendas en el bombo y además ¿Cuando no hay suficiente ropa para poner una lavadora?

cesta para la ropa sucia bebe

10- Revisar el frigorífico. Una vez a la semana y mejor si es antes de llegarlo con la compra. Revisad el contenido y eliminad todo lo caduco y esas pequeñas mancha que a veces derramamos. Así se mantendrá mucho más ordenado, ahorraréis en comida(a veces compramos sin mirar si queda aún en el frigo) y la comida estará más ordenada y a la vista de todos.

 

Con la “crisis”, algunos o muchos hemos tenido que renunciar a algo de ayuda externa en la limpieza y mantenimiento del hogar porque había que recortar gastos pero cuando ya andamos cansados del trabajo de toda la semana, pensar en esa limpieza general de sábado nos pone los pelos de punta e incluso nos agria el carácter. La casa está “manga por hombro” después de una semana laboral, de niños y actividades extraescolares, de correr para tener la cena a tiempo y de ayudarles con las tareas. Ropa por todos lados, juguetes en medio y un sinfín de cosas que van dejando huellas de suciedad o desorden por todas las habitaciones  Total, que no nos apetece pero no queda otra.

¿Os han gustado nuestros consejos? Esperamos que los pongáis en práctica…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *