Huertos urbanos en casa: Una forma ideal de enseñar a nuestros niños

huerto infantil

Crear un huerto urbano en tu propio hogar puede parecer para algunos toda una obra de ingeniería pero en realidad no es tan complicado. Cada vez más personas se apuntan a esta nueva modalidad de cultivar tus propios productos frescos y naturales en tu hogar. No es tan complicado y es una actividad divertida para realizar con los más pequeños de la casa.

niños aprenden con huertos urbanos

Valores que desarrollarán nuestros niños al tener un huerto urbano en casa

Será una forma ideal de enseñar a nuestros hijos los siguientes valores:

. El respeto por la naturaleza.
. La constancia ya que hay que trabajar todos los días.
. La paciencia puesto que las plantas no crecen en dos días.
. La responsabilidad al dejar a tu hijo al cargo de su propio huerto.

Ya hay algunas marcas de productos agrícolas que proporcionan productos específicos para niños como “Mi primer semillero” o “Mi primer huerto”. Es muy gratificante ver como los niños juegan con algo que les aporta y estimula tanto. Además, es una forma ideal para incrementar su consumo de verduras y fomentar una alimentación más sana. Un reciente estudio en EE.UU. reveló que los niños que almuerzan en comedores escolares donde los colegios tienen huerto urbano, se desperdicia menos comida cuando incluyen los productos que se cultivaba en el centro.

Tan sólo necesitaras algo de espacio, algunos consejos y ganas de practicar la agricultura en tu propia casa. ¿Te apuntas?

1- Elige un lugar donde de la luz solar directa. Mejor desde arriba que lateral.

2- Necesitarás un acceso fácil al agua ya que algunas estaciones del año requieren riego diario. También puedes optar por un sistema de riego a goteo si dispones de un grifo. Recoger el agua de lluvia es otra opción a tener en cuenta.

3- Asegúrate de que está protegido de las corrientes de aire y de las incursiones de las mascotas.

¿Dónde colocar tu huerto urbano?

huerto01

Desde una terraza, tejado o balcón hasta un pequeño rincón interior. Lo ideal es una mesa de cultivo pero deja volar tu imaginación y aprovecha cualquier recipiente de casa. Puedes utilizar maceteros, huertos verticales construidos a base de palets de madera y un poco de saco de arpillera. Cualquier otro objeto reciclado como un viejo camión volquete de tu pequeño, latas, botellas de cristal o una tetera antigua en desuso. ¡Todo vale!

huerto02

Si tienes pequeños juguetes como los Lego, puedes pegarlos sobre el macetero a modo de mosaico. Diseña con los más pequeños cartelitos con el nombre de cada producto que se va a cosechar.
Involucra a tus niños en la selección de las plantas y la creación de las jardineras. Es una gran oportunidad para que los niños desarrollen la responsabilidad en tareas simples como regar, podar o cosechar. Observar el ciclo de la vida y de las plantas es una fantástica oportunidad de “cultivar” su interés por la ciencia.

Si te decides por plantas como los pimientos, cebollas o hierbas frescas como el orégano, podrás incorporarlos posteriormente en la elaboración de una pizza casera que harán las delicias de tus hijos. Después de probar cualquier fruto seco recolectado y recién tostado en casa, no volverán a comer ni una sola bolsa del supermercado.

Los niños experimentaran una conexión especial con la tierra. Aprenderán de dónde viene la comida y lo que conlleva conseguirla.

huerto-urbano-casa-ninos

Crear un huerto urbano en casa es algo apasionante y muy satisfactorio que te permitirá disfrutar de deliciosas hortalizas cultivadas con tus propias manos ¿A qué esperas para intentarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *