¡Limpia, relimpia… Así dejo mi clase!

¿Sabías que los niños en Japón limpian su clase, los pasillos y demás instalaciones del colegio todos los días? Es parte de su rutina, como el aprendizaje de las matemáticas o cualquier otra asignatura.

Para los niños japoneses limpiar su clase, los pasillos y demás instalaciones de la escuela no es una obligación más ni una norma.
Desde los 8 hasta los 16 años, se encargan de mantener limpio su colegio. Esto incluye los baños, el patio y sus alrededores… Ya hemos podido observar atónitos, en más de una ocasión, como el público japonés se pone a limpiar las gradas después de un encuentro deportivo. Si pensabais que ésto era un hábito espontáneo de los adultos, estabais equivocados, se aprende en la escuela desde bien pequeño.

Como podéis ver en este vídeo es algo cotidiano. ¡Incluso divertido!

Una costumbre profundamente arraigada en su cultura. De hecho, lo normal es que la gente no tenga servicio doméstico aunque todos los miembros de la familia trabajen fuera de casa. Contratar personal para la limpieza de la casa es un servicio muy caro que sólo algunas personas de las clases más altas pueden permitirse.

Mientras que para la cultura latina, limpiar es casi un trabajo mal visto y en especial mal pagado, la cultura japonesa enseña a sus niños estos principios:

• La limpieza del espacio que te rodea es responsabilidad propia.
• Tu alma se representa en la limpieza de lo que te rodea.
• La limpieza es un deber de todos, NO un castigo.

¿Qué os parecería si ésto se enseñase en la escuela?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *