Como parte de la educación STEM, la robótica se está convirtiendo en una herramienta educativa y pedagógica muy importante y es que facilita que los más pequeños puedan comenzar a desarrollar capacidades muy útiles a través de actividades lúdicas. La robótica educativa es un compendio de diferentes disciplinas que aporta a los niños conocimientos relativos a la Ciencia, la Tecnología, la Ingeniería y las Matemáticas. Tiene como objetivo transmitir de una manera transversal y divertida estos conocimientos con el fin de desarrollar el pensamiento lógico, la creatividad y el funcionamiento de objetos programables.

A algunos padres les sigue surgiendo una duda relativa a la enseñanza robótica en primaria, pero hay que tener en cuenta que los niños ya son ‘nativos digitales’  y por tanto se debe “sacar partido a esa energía”, tal y como han asegurado algunos educadores.

¿Qué beneficios aporta la robótica a la educación y al desarrollo de los niños?

Son muchas las ventajas y beneficios que aporta este tipo de enseñanza a los más pequeños, por lo que es aconsejable que se introduzca en el currículum escolar a edades tempranas.

    • Permite que los propios niños se involucren en sus propios procesos de aprendizaje.
    • Mejora su autoestima y su afán de superación, al mismo tiempo que les ayuda a mejorar su tolerancia frente a la frustración.
    • Fomentan el desarrollo del pensamiento lógico, de la intuición científica, de la creatividad…
    • Desarrolla sus habilidades para la resolución de problemas y para la investigación.
    • Desarrolla sus habilidades para la lectura y la escritura.
    • Facilita que la consecución de metas y objetivos se convierta en un hábito.
    • Les forma como sujetos capaces de pensar por sí mismos y de apreciar el valor de la motivación propia.
    • Alimenta su evolución como autodidactas.
    • Fomenta y estimula habilidades que serán de enorme importancia en sus futuros profesionales como el razonamiento analítico, el razonamiento lógico o el pensamiento crítico.
    • Estimula el interés por las ciencias tecnológicas, uno de los campos de mayor futuro profesional.

¿Por qué robots?

La ciencia y la tecnología son extremadamente populares entre los jóvenes de hoy en día en las ciudades, además de ser una vía para tener oportunidades profesionales en el futuro. Participar desde pequeño en actividades relacionadas con la tecnología es una gran forma de estimular el interés en esos campos, desarrollar el dominio de las tecnologías necesarias para el futuro y dinamizar el aula para que los niños estén más motivados.

Como la tecnología ha avanzado, la accesibilidad de la robótica a la persona común también ha mejorado. Años atrás, los kits de robótica para niños se limitaban a estructuras simples y motores. Actualmente, los kits que se utilizan en las actividades de robótica educativa son suficientemente sofisticados como para que puedan incorporar gran multitud de sensores y motores, así como la posibilidad de enlazarlos a un ordenador para permitir experiencias de programación a los niños. Pero exactamente ¿qué factores hacen que trabajar con robots sea tan enriquecedor para un niño?

 Actividades prácticas de construcción e interacción

La gran mayoría de niños disfrutan de las actividades prácticas de construcción. Los niños montan sus propios robots, lo que les hace estar motivados porqué sienten que el futuro robot que construyen depende de su trabajo. También se fomenta la capacidad de interacción de los niños ya que trabajan en equipo y además, muestran a sus compañeros lo que han aprendido y lo que pueden hacer los robots gracias a los muchos sistemas involucrados.

Resolución de problemas y capacitación para carreras futuras

El proceso de diseño utilizado por los ingenieros comienza con la comprensión de las capacidades y limitaciones de sus herramientas y equipos, la investigación y la comprensión del problema que les ocupa, la conceptualización de una solución a ese problema, la construcción de esa solución, poniendo a prueba su funcionamiento, y la revisión de su solución basada en su rendimiento. El hecho de incorporar el componente de programación, permite que los niños desarrollen temas más profundamente como la percepción remota, el control y el funcionamiento autónomo. an interesados en la tecnología o ingeniería.

La robótica como tal es muy amplia, es por eso que se suele dividir en tres partes; Excusa, Medio y Fin. En la primera fase se trabaja el acercamiento y el interés de los niños hacia las novedades tecnológicas. En la segunda, se enriquecen los trabajos y proyectos con aspectos relacionados con la física, química, biología, matemáticas, dibujo técnico… En tercer lugar, la robótica educativa como Fin pasa por la creación de un robot. En la actualidad, son muchos los juguetes educativos y materiales que se encuentran fácilmente al alcance de papás, mamás y centros educativos.

¿Qué materiales didácticos relacionados con la robótica existen en el mercado?

Como ya hemos mencionado, son muchos los fabricantes que están subiendo su apuesta por la robótica y la codificación. ¿Te apetece conocer algunos de los mejores materiales didácticos de robótica para niños?

En primer lugar tenemos al Bee Bot, una simpatica abeja robot a la que el niño o la niña tendrá que conseguir que se mueva y que gire. También podemos encontrar al famoso robot codificador denominado Botley. Con él, los niños aprenderán lógica haciendo avanzar, retroceder, girar, evitar un objeto e incluso hacer sonidos. En tercer lugar, se encuentra Artie 3000, con el que los estudiantes desarrollarán habilidades del cerebro izquierdo como programación básica, geometría y matemáticas, y habilidades del cerebro derecho tales como creatividad, imaginación y expresión a medida que desarrollan patrones y dibujos.

El ratón robótico de Code&Go pretende estimular a los niños con el mundo de la codificación y al igual que sus ‘compañeros’ desarrolla la lógica, el pensamiento y el trabajo en grupo. Además de los robots, existen juegos como Yo aprendo a programar que permite que los niños aprendan las bases del lenguaje y la lógica de la programación de manera divertida y Primeros recorridos codificados en el que cada niño dispone de una rejilla de plástico transparente bajo la que colocará una lámina de cuadricula. Siguiendo las indicaciones de su ‘tira de instrucciones’ que le dirá como finalizar el recorrido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestra puntuación en eValor sello de confianza es 9.4/10 basado en 1380 opiniones.