El desarrollo del lenguaje en los bebés está influenciado por muchos factores; quizás uno de los más importante es la música. Según un estudio publicado recientemente, los bebés que escuchan música reconocen mucho mejor el lenguaje. Además, este estudio sugiere que “experimentando los ritmos de las melodías se pueden detectar y hacer predicciones sobre los patrones del lenguaje”. Según la ciencia, poner la música a un bebé, incluso cuando está en el vientre de la madre, es bueno. También es importante hacer mención a que los niños desde muy pequeños están rodeados de música ya sea en la escuela, en el coche, en casa y otros que tras adquirir el hábito se mueven de un lado a otro con simplemente pulsar el play.

Una nueva investigación concluye que escuchar música a los nueve meses de edad ayuda al bebé a procesar mejor las notas musicales y el lenguaje. Pero no solo canciones infantiles, cualquier música vale, así que ya sabes, pon toda la música que te apetezca.  El estudio,elaborado en la Universidad de Washington (Seattle) y publicado en The Proceedings of the National Academy Sciences, es “el primero que sugiere que a través de experimentar los ritmos de la melodía se puede detectar y hacer predicciones sobre los patrones del lenguaje”, aseguran los autores en un comunicado. “Esto significa que tener un contacto temprano con la música puede tener un efecto global en las capacidades cognitivas del niño”.

La luz, las sensaciones, los sonidos, son solo algunas de las cosas que estimulan a los bebés a los 9 meses. Su trabajo es descubrir, reconocer los cambios y predecir lo que va a venir después. “Predecir los patrones es una habilidad cognitiva fundamental y mejorarla desde edad muy temprana puede tener efectos positivos a largo plazo”, agregan los autores del estudio. Según explican, la música y el lenguaje tienen patrones muy marcados. Las sílabas son el ritmo del habla y son fundamentales para entender lo que estamos escuchando.

El estudio contó con un total de 39 bebés, 20 de ellos acudieron a sesiones de música de 12 a 15 minutos de duración con sus padres durante un mes. A cada sesión iban dos o tres bebés juntos. Los otros 19 solo jugaban, sin música, en las sesiones. Este era el grupo control. La música elegida fue un vals, “ya que es relativamente difícil para que los bebés lo aprendan”.

A la semana, las familias volvieron al laboratorio para evaluar las respuestas cerebrales (mediante resonancias magnéticas). Midieron tanto el tiempo como la actividad cerebral. El análisis se centró en el córtex auditivo y la corteza prefrontal, ya que son las áreas encargadas de manejar la atención y detección de patrones. Los bebés que escucharon música tuvieron reacciones más rotundas y fuertes en ambas áreas cerebrales, comparado con el grupo de pequeños que solo jugó.

Estudios anteriores ya hablaban de los beneficios de la música, por ejemplo, que puede ayudar a tratar los trastornos del espectro autista (TEA) y los trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en niños, así lo concluye la Sociedad Norteamericana de Radiología (RSNA). Según los autores, que los pequeños reciban clases de música incrementa y crea nuevas conexiones cerebrales y “puede facilitar los tratamientos en niños con estos trastornos”. “Ya se sabía que la música era muy beneficiosa, pero este estudio ofrece un mejor entendimiento sobre qué está ocurriendo en el cerebro y dónde se producen estos cambios”,

“Tanto en la música como en los grupos de control, les dimos a los bebés experiencias que eran sociales, requerían su participación activa e incluían movimientos corporales; todas estas son características que sabemos que ayudan a las personas a aprender“, dijo Zhao. “La diferencia clave entre los grupos de juego era si los bebés se movían para aprender un ritmo musical”.

Tiki Musical 3 en 1

¿Qué beneficios tiene la música en los más pequeños?

La música tiene muchísimos más beneficios de los que creemos y es que seguro que te convencemos para que añadas música a la vida de tus hijos.

  • Estimula el desarrollo integral del niño. Esto quiere decir que la música activa el cerebro y con él la actividad neuronal. Además, mejora la escucha y el aprendizaje del lenguaje.
  • Ayuda al desarrollo motor. Es capaz de mejorar la coordinación, el equilibrio y la reacción hasta los estímulos.
  • Mejora la concentración, la atención y la memoria. 
  • Contribuye a la adquisición del habla. 
  • Estimula la imaginación y la creatividad.
  • Aumenta la capacidad de comunicación y relación con el medio. 
  • Ayuda al desarrollo emocional. 
  • Favorece las relaciones sociales. 
  • Función tranquilizante ya que aumenta el nivel de endorfinas que generan sensación de bienestar y reduce el estrés.

“La música y el lenguaje comparten recursos cerebrales, por lo que potenciar un área puede tener beneficios transferibles al otro área. Además, tanto música como lenguaje comportan sonidos que siguen unas reglas y que inducen emociones y conceptos. Una pieza de música no acaba de forma aleatoria, sino que hay una sintaxis musical, como en el lenguaje. La estructura temporal permite al oyente crear unas expectativas en el tiempo”.

Estudios demuestran que aquellos niños/as que participan activamente en actividades relacionadas con la música son aquellos que hacen las mayores conexiones, porque la música en los niños/as provoca:

  • Un aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños.
  • Mejora la habilidad para la resolución de problemas matemáticos y de razonamiento complejo.
  • Hace que los niños puedan expresarse.
  • Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio y el desarrollo muscular.
  • Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
  • Enriquece el intelecto.
  • Hace que los niños puedan interactuar entre sí.
  • Aumenta la auto-estima de los niños.

La música tiene un efecto profundo en el estado de ánimo, en la inteligencia, en la memoria y en el lenguaje; como también en la salud y en sistema inmunológico.  El impacto de la música lo vemos todos los días…manipula nuestro estado de ánimo, enriquece nuestras vidas, y envuelve nuestras mentes.

cerebro-y-musica

¿Cómo afecta la música en nuestros hijos?

  • Inteligencia: el escucharla durante la infancia contribuye a crear ciertos patrones en el cerebro.  Nuestros niños nacen con billones de neuronas en el cerebro. Si estas neuronas no son utilizadas se pierden con el tiempo.  Que los niños reciban estimulo a través de la música hace que más neuronas funcionen en el cerebro…y mientras más neuronas se desarrollen, mas fácil se les hará aprender nuevas cosas y desarrollar nuevos talentos.
  • Memoria: los niños pueden acordarse de la que han escuchado ya desde los tres meses de vida. Además, el escuchar música también ayuda a los niños a acordarse de cómo hacer ciertas cosas, es decir, que si nuestros niños aprenden a realizar cualquier tipo de tarea mientras la escuchan, favorece a que la siguiente vez que vuelvan a oír dicha melodía, recuerden con facilidad la tarea realizada y por tanto les sea más fácil volver a reproducirla.
  • Entendimiento: el entendimiento y el lenguaje son ayudados por la habilidad de procesar información más rápidamente.  Aquellos niños que escuchan música de manera regular tienen un mayor cociente intelectual.  La habilidad de entender y  procesar el lenguaje se consigue al entender los varios sonidos que crea el lenguaje hablando.  Los niños que suelen estar expuestos a ella se acostumbran a escuchar diferentes sonidos complejos, los cuales les ayudaran a discernir el lenguaje.
  • Emociones: las emociones y los estados de ánimo están directamente vinculados a ella.  Es difícil para nosotros los adultos sentirnos felices durante una canción triste, como sentirnos tristes con una canción alegre.  Y así mismo es para los niños.  Unas notas suaves los ayuda a calmarlos, mientras que la creativa los ayuda a estimularlos/activarlos.
  • Salud: Puede tener un impacto poderoso en la salud. Ayuda a restaurar las respiraciones, las cuales nos calman físicamente y nos ayuda con la presión arterial y los latidos cardíacos. La música también tiene el efecto de aliviar el dolor y promover la mejora física.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.